RAMOS ABOGADO
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Negligencias en partos y embarazos

Negligencias médicas durante el parto

A pesar de que actualmente la medicina se halla muy avanzada en cuanto al seguimiento del embarazo y control de malformaciones fetales, las negligencias ginecológicas pueden provocar graves lesiones a la madres como al recién nacido.

A la hora de realizar cualquier intervención médica debe de tenerse presente que toda actuación conlleva de forma inherente una serie de riesgos que son incontrolables. Sin embargo cuando el daño es provocado por acción u omisión de actuaciones que no deberían de haberse dado y cuya causa era evitable, el paciente se encuentra ante una situación de negligencia la cual puede ser reclamada.

Todo paciente lesionado por negligencia médica tiene derecho a una indemnización por lo que si usted cree encontrarse ante una situación de este tipo y desea reclamarla deberá de contar con los servicios de un buen abogado con experiencia en este tipo de procedimientos que le ayuda a defender sus derechos e intereses.

Nuestro despacho de Abogados Ramos Mesonero cuenta con un excelente equipo de profesionales especializados en Derecho sanitario con una amplia experiencia y formación adquirida a lo largo de los años de profesión. La rama de Derecho Sanitario es una rama del Derecho encargada principalmente de defender los derechos de los pacientes incluyendo aquellos casos en los que se producen fallos o negligencias médicas.

En Ramos Mesonero además de ser especialistas en reclamación de indemnizaciones por negligencias médicas en Barcelona y poder asesorarle y asistirle jurídicamente en reclamaciones por negligencias médicas en la vía civil y administrativa, podemos ayudarle en la vía penal.

¿Qué es una negligencia médica?

La negligencia médica o mala praxis proviene de acciones u omisiones de actuación del personal sanitario, las cuales se apartan de todo procedimiento o pautas habitualmente establecidas.

Por desgracia no son pocos los casos en los que existe un error en el diagnóstico o tratamiento de las patologías ginecológicas debido a la falta del seguimiento de los protocolos aplicables, lo cual lleva a graves consecuencias tanto para el feto como para la madre.

Existen diferentes tipos de negligencias:

  • Error en el diagnóstico
  • Fallos durante el embarazo o parto
  • Olvido del material quirúrgico dentro del paciente
  • Error en la prescripción de medicamentos
  • Etc.

El área de la ginecología y obstetricia es un ámbito muy protocolizado, es decir que existen unas normas de actuación las cuales deben de ser perfectamente conocidas por el personal médico para saber como actuar en cualquier situación. Dichos protocolos fundamentalmente provienen de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), en donde se halla todo un conjunto de Guías de Práctica Clínica que hará saber si el médico a la hora de realizar su labor actuó de manera correcta, demostrando si hubo o no negligencia médica.

Una falta de detección de una malformación fetal durante el período del embarazo o el retraso a la hora de diagnosticar un episodio de sufrimiento fetal además de ocasionar importantes lesiones en la madre, puede llegar a provocar graves lesiones irreversibles en el recién nacido llegando incluso al fallecimiento.

En el momento del parto tanto la madre como el recién nacido corren riesgos para su salud, de ahí que toda negligencia producida durante el parto pueda afectar a uno de los dos o incluso a ambos.

Negligencias médicas durante el parto

Entre las principales negligencias médicas que pueden afectar a la madre se encuentran:

  • Desgarros o lesiones durante el parto ocasionadas cuando el feto al pasar a través de la vagina no puede hacerlo de manera correcta llegando a provocar daños tanto en la madre con el recién nacido.
  • Una episiotomía mal realizada puede originar daños permanentes como es la incontinencia fetal. La episiotomía es la incisión que se realiza a la madre facilitando la salida del feto al exterior.
  • Desgarros vaginales provocados por un mal o innecesario uso del fórceps o ventosa durante el parto.
  • Infecciones graves provocadas por el olvido de restos placentarios o incorrecta asepsia durante el mismo.

Las negligencias médicas que pueden afectar al feto son:

  • Hipoxia o falta de oxígeno durante el momento del parto es una de las complicaciones más habituales, la cual dependiendo de la gravedad de la misma puede producir desde leves secuelas neuronales hasta graves daños cerebrales llegando incluso hasta la muerte cerebral.
  • Error en el diagnóstico al no realizarse como se debieran las diversas revisiones periódicas por parte del personal médico especializado o bien no se haya realizado un correcto diagnóstico ante determinadas complicaciones, ocasionando daños y secuelas que hubieran podido ser evitables o bien con consecuencias de menor envergadura.
  • Mal uso del fórceps o ventosa obstétrica, instrumentos utilizados en casos muy concretos que facilitan la salida del feto al exterior. Un mal o incorrecto uso por parte del personal no experimentado puede ocasionar daños tanto a la madre como al bebé.

Es posible que durante el parto o pasadas unas semanas o incluso hasta meses se aparezcan una serie daños o patologías a consecuencia del parto. Ante la mínima sospecha de que pueda derivarse de una negligente actuación médica es importante contactar con un abogado especialista en negligencias médicas para que pueda analizar el caso con detalle de forma personalizada y comprobar si existen indicios de negligencia médica. En caso afirmativo ya puede iniciar un proceso de reclamación.

¿Qué documentación aportar ante un posible caso de negligencia médica?

Para valorar si existe una causa demostrable se precisa:

  • Aportar todos los informes médicos que sean posibles, tanto los correspondientes al periodo de embarazo, como los del momento del parto y todos los informes y pruebas realizadas posteriormente al parto.
  • El historial médico tanto de la madre como del neonato son de vital importancia (partograma y gráficas de monitorización fetal, medidas de PH). Todo paciente está en su derecho de obtener la historia clínica para lo cual tan solo es necesario cumplimentar un formulario.
  • Es importante realizar un relato de los hechos ocurridos en la que aparezcan fechas, sucesos, tratamientos, etc., es decir recopilando toda la información relevante que pueda recordar. si es posible será conveniente elevar dicho documento a escritura pública es decir llevarlo y firmarlo ante Notario.

Toda la información recogida de carácter médico recogida será evaluada por nuestro equipo de peritos especializados en negligencias médicas confirmando si se produjo o no algún tipo de mala praxis durante el momento del parto.

Es muy importante prestar atención a los plazos de reclamación ya que cualquier reclamación por negligencia médica está sujeta a unos plazos muy breves, especialmente las derivadas de un centro sanitario público.

Nuestro despacho de abogados en Barcelona cuenta con una alta tasa de casos ganados por lo que usted puede solicitar nuestro servicio con gran tranquilidad. Este despacho cumple con normas de Protección de Datos y le garantiza en todo momento total discreción.

Para contactar con nuestro despacho Ramos Mesonero en Barcelona, tan solo necesita concertar una cita a través de una llamada de teléfono o rellenando un formulario que encontrará al visitar nuestra Web. Una vez recibida su solicitud en el menor tiempo posible le ofreceremos todo el asesoramiento y apoyo legal que necesita.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE