RAMOS ABOGADO
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Derecho y filosofía

Derecho y filosofía

Para Locke el Derecho es un producto del consentimiento realizado por la comunidad, es ella quien delega en el Estado la prerrogativa de dictar y aplicar las leyes. El derecho es fruto de ese acuerdo, patrón del bien y del mal y la medida común para solucionar todo los conflictos sociales.

Para Rousseau, el Derecho más que el producto del acuerdo, es auto prescrito por la comunidad, ya que ésta no entrega al soberano el derecho de regular. El ciudadano se obedece a sí mismo y no puede ser forzado a nada sino solo a ser libre.

Los tres autores anticiparon la tensión y la antinomia entre la universalidad del paradigma político-jurídico de la modernidad y la concretización en los mundos particulares de cada uno. Cada uno da una solución diferente a esta antinomia.

Rousseau se opone a esa tensión y la opone frontalmente, rechazando la separación entre libertad e igualdad y deslegitimando las desigualdades sociales.

Hobbes en cambio, oculta esa antinomia reduciendo a todos los individuos a una situación extrema e idéntica de impotencia frente al Leviathan.
Locke incorpora esa antinomia y esa tensión de forma ambigua, como un término medio entre el orden jurídico político y las desigualdades generadas por la propiedad privada.

Por otro lado, si Hobbes y Rousseau se preocuparon por fundamentar el poder soberano, Locke se preocupa más por limitar ese poder soberano y lo hace a través de los derechos naturales pre-políticos, junto con la división de poderes.

Hobbes:

Autor del Leviathan considera que el contrato social convierte la soberanía del Estado en original y absoluta. Para él, el contrato social es el instrumento a través del cual el pueblo o la sociedad civil renuncia al estado de naturaleza, situación en que se encontraba en una situación de libertad absoluta y de igualdad que iba dirigida a una guerra de todos contra todos. Por eso se hace necesario crear una sociedad civil basada en la soberanía absoluta del Estado.

Gracias al Estado se garantiza la paz, se desarrolla una autoridad efectiva y se logra una sociedad justa. No tiene como responsabilidad garantizar la libertad y la igualdad. Hobbes defiende a un soberano absoluto que no está sujeto a ninguna ley, ni siquiera a una ley que él mismo promulga.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE